El Secreto Para Convertir Tu Sueño En Realidad

¿Ya has decidido qué acciones vas a llevar a cabo esta semana para avanzar hacia tu sueño?

Recuerda que no tiene que ser un paso enorme.

Y si te das cuenta sólo te estoy preguntando por algo sencillo.

No te pregunto si has tomado acción.

Tampoco te pido que lo hagas.

Sólo te pregunto si has tomado la decisión de llevar acciones a cabo.

Si no es así, es muy probable que sea porque no has aprendido todavía el secreto para hacerlo realidad.

Y es bien sencillo.

El secreto para convertir tu sueño en realidad es, …, tomar la decisión de conseguirlo.

Decidir que vas a cumplirlo.

Pero no de boquilla.

Es necesario que lo decidas a nivel profundo.

Para ello has de conectar con tu interior, con tu yo más profundo, y decidir que lo vas a convertir en realidad.

Al hacerlo, sentirás la diferencia en tu interior. Necesitas tomar la decisión con emoción. Verte consiguiéndolo.

Así tu cuerpo segregará los neurotransmisores, y las hormonas que graben en tu cuerpo químicamente que esto va en serio.

En cuanto lo hagas sentirás algo diferente. Sentirás la energía que trae la alegría de verte consiguiendo lo que quieres.

Por eso la decisión no debe hacerse sin conectar con tu interior, con tu sueño, con tus emociones.

Una vez que lo decidas de esta manera, tu sueño pasará de tener estatus de “sueño” a estatus de “proyecto”.

En ese momento tu inconsciente recibirá la orden de que esto es algo que quieres hacer de verdad. 

Y a partir de ese instante, cada día hará para buscar evidencias de que estás avanzando. Y te enseñará para que le prestes atención y así tu consciente se lo crea más, y refuerces la confianza en ti mism@ y en tu capacidad para conseguirlo.

Es cuestión de química. Y no metafóricamente.

Al decidirlo con la emoción necesaria, segregarás las sustancias químicas que hacen que el cuerpo registre la experiencia con intensidad.

Y cuanto más a menudo conectes con esa decisión a nivel profundo - como mínimo te recomiendo que sea cada día - más veces enviarás ese cóctel maravilloso a tu riego sanguíneo. Y más te lo creerás.

Poco a poco las acciones de cada día, de cada semana, traerán evidencias de que estás avanzando hacia tu sueño.

En función de lo complejo que sea el sueño, y de la calidad de las acciones que tomes, tardarás más o menos tiempo en incorporar tu nuevo proyecto a tus logros.

Si tomas la decisión, de verdad, es inevitable que ocurra.

Recuerda, es sólo una decisión.

Y debe ser de esas que tomas con todas las consecuencias.

Como ha pasado con otros logros en tu vida, tu sueño será una realidad cuando pase a formar parte de tu zona de confort.

Esa es la razón por la que necesitas ampliarla.

Y para eso necesitas tomar la decisión.

Al hacerlo te darás el permiso para hacerla crecer con nuevas acciones. Pero recuerda que no vale con pensar en ello.

Necesitas tomar la decisión.

Por tus sueños,

Matti

P.S.- La decisión se tarda poco en tomar. Si te cuesta tendrá que ver con tu autoestima, o tu confianza. Aquí puedes encontrar información sobre un programa que puede ayudarte a mejorar esa situación.