Archivo de la categoría: Líderes que inspiran

No Confundas Quién Eres, Con Lo Que Piensas, Sientes O Haces

Una de las habilidades que enseñamos a la gente que quiere aprender creatividad e innovación es aplazar el juicio. Eso les permite seguir observando la realidad, captar nueva información y retrasar el etiquetado de lo que están recibiendo.

Pero esta habilidad no sólo vale para esos campos. También es fundamental para aquellos que quieren mejorar su auto-liderazgo. En este video verás cómo esta habilidad puede ayudarte a dejar de caer en la confusión de mezclar quién eres realmente, con lo que piensas, sientes o haces.

Espero que lo disfrutes y me cuentes si te ha servido.

Por tus éxitos,

Matti

PS.- Si quieres ver más videos, aquí tienes el enlace a mi canal de YouTube. Y aquí están los videos que tenemos en el canal de inkNOWation.

¿Cómo Gestionas Tus Límites?

A menudo me encuentro gente que se lamenta de no vivir la vida que quiere. Cuando escucho cómo se cuentan la realidad, lo que me suele llegar es que no están gestionando sus límites de forma consciente.

Este es sin duda un aspecto crítico de nuestro auto-liderazgo que solemos aprender de pequeños. Hay personas que tienden a ceder más de lo que toca (por ejemplo frente a sus hermanos mayores o a figuras de autoridad), y otras que tienden a “abusar”/ocupar más espacio de lo que les corresponde (bien porque tuvieron más poder, tamaño físico o simplemente modelaron esa forma de comportarse).

Es posible que en algunas áreas cedas y en otras ocupes de más, aunque la clave de esta forma de gestionar los límites está directamente relacionada con tu actitud.

En este video te cuento un simple y práctico truco que te puede servir para empezar a retomar el control sobre tus límites y tu agenda personal.

¡¡Espero que me cuentes cómo haces tú para poner tus límites y fluir hacia tus objetivos!!

Por tus nuevos límites,

Matti

PS.- Si quieres ver más videos, aquí tienes el enlace a mi canal de YouTube. Y aquí están los videos que tenemos en el canal de inkNOWation.

¡¡Mentoring, Mentoring, Mentoring!!

¡Me encanta mentorizar a gente que tiene ganas de crecer, y de superarse a si misma!

Sobre todo porque no es lo mismo trabajar con gente con pasión y ganas que ha decidido invertir en su desarrollo y en su carrera profesional, que hacerlo en el mundo de la empresa donde hay mucha gente con ganas, pero también mucha sin la motivación necesaria, que va a los talleres, o participa en los proyectos, porque su jefe le ha “obligado”.

Y es que desde que el pasado mes de mayo me decidí por fin a compartir mis conocimientos y experiencia en la consultoría, estoy disfrutando mucho viendo cómo mis “mentees” implementan los modelos que comparto con ellos. Me encanta observar cómo se abren y comparten sus dudas, sus miedos, y sobre todo cómo avanzan en este camino que parece fácil echando la vista atrás, pero no es el caso cuando miras hacia adelante.

Sobre todo porque no es lo mismo trabajar por cuenta ajena para otros en algo que ya dominas, y donde te sientes valorado, que decidirte a volar en solitario, y compartir tu experiencia con el mundo y asumir que los demás van a querer contratarte. Las dudas de si seré suficientemente buen@, de si conseguiré clientes, de si podré llegar a fin de mes, no son fáciles de gestionar al principio, ni en medio, y a veces ni cuando llevas muchos años.

Por eso me ha encantado encontrar que esta innovación que he decidido emprender, tenía una respuesta más que positiva del mercado. Y sobre todo porque como consecuencia lo estamos ampliando a un nuevo servicio en inKNOWation, pero en este caso, a un Mentoring Online para Empresas de 10 a 50 Profesionales. Un segmento al que no solemos dirigirnos porque las tarifas que manejamos no suelen estar a su alcance en proyectos presenciales, pero que si lo están en formato Mentoring Online y en Consultoría Online.

Confío en que los directivos de la empresas que se apunten al Mentoring Online para Empresas tengan los mismos insights que los de mi Mentoring para Consultores, Coaches, Formadores y Terapeutas. Y es que cuando comparten sus aprendizajes con sus compañeros de viaje, el resto se anima a dar el siguiente paso fuera de su Zona de Confort y poco a poco todos van creciendo.

Es un sentimiento muy agradable y satisfactorio.

Y esto me está animando a pensar que un par de proyectos que tengo parados desde hace tiempo podrían funcionar también con esta fórmula.

El primero en el que estoy pensando es un Mentoring Online para Padres, que tengan la motivación para convertirse en los mejores padres posibles para sus hijos, y quieran ayudarles a sacar su potencial. Es un proyecto muy motivador que me llega muy de cerca porque me aplico el cuento con mis hijos, y de hecho ya he hecho un curso online (“Descubre Los Secretos Para Comunicarte Con Tus Hijos”), además de varios webinars y videos con partners, pero aún no he llevado a algo más sostenido en el tiempo.

El segundo en el que estoy pensando es Mentoring Online para Cumplidores de Sueños. Hasta ahora he creado algún videocurso, y estamos preparando nuevos, pero ahora quiero probar este otro formato que ofrece un mejor seguimiento. En este caso estoy pensando en gente que se ha decidido a hacer sus sueño realidad pero que notan que no avanzan, y que querrían contar con el conocimiento, la experiencia, el consejo y el feedback de alguien que haya hecho el camino antes que ellos. Por ejemplo, el mío.

Ninguno tiene fecha de salida por ahora, y lo que quiero es saber cómo lo ves.

Por eso me he decidido a compartir estas reflexiones contigo, y aprovecho para pedirte tu feedback.

  • ¿Te apuntarías a alguno de los dos?
  • ¿A cuál de ellos?
  • ¿Tienes la motivación suficiente para invertir una hora y media al mes de tu vida, y aplicar los aprendizajes que hagas?
  • ¿Te ves invirtiendo este tiempo y esfuerzo de forma sostenida hasta llegar a tu objetivo?
  • ¿Tienes claro en quién te quieres convertir y estás dispuest@ a no parar hasta conseguirlo?

Porque si no implementas lo que te cuento, no te dejaría estar en el Mentoring conmigo.

Quiero que la gente hable muy bien de sus resultados en cualquiera de nuestros servicios de Mentoring, y la forma de conseguirlo es asegurando que la gente que participa amplía su Zona de Confort tras cada sesión, aplicando de forma práctica lo aprendido.

Igual suena duro, pero es que el “wishful thinking” no es suficiente para transformar tu realidad.

Espero tu feedback.

Por tus resultados,

Un abrazo,

Matti

PS.- Si conoces a alguien que  pueda realmente verse beneficiado por alguno de los servicios, conviértete en esa persona que le aportó el conocimiento. 🙂

 

¡Yo También Quiero Ser Consultor!: ¡Yo También Quiero Ser Consultor! O Una Forma Alternativa Para Convertir Tu Pasión Y Tu Potencial En Una Fuente De Ingresos Y En Una Nueva Forma De Vida.

Hace más de trece años que yo me dije esa frase.

¿Te has planteado alguna vez convertir tu experiencia en un servicio que ofrezcas a otros?
¿Te encanta aprender pero luego ves que no le sacas suficiente provecho a tu conocimiento?
¿Te gusta el estilo de vida que implica ser tu propio jefe, o prefieres ser consultor interno de la empresa en la que ya estás?

Seguir leyendo ¡Yo También Quiero Ser Consultor!: ¡Yo También Quiero Ser Consultor! O Una Forma Alternativa Para Convertir Tu Pasión Y Tu Potencial En Una Fuente De Ingresos Y En Una Nueva Forma De Vida.

“Los Que Abandonan, Nunca Triunfan. Los Que Triunfan, Nunca Abandonan“

OK, bonita frase Matti, pero, ¿vale sólo con decir que quieres pertenecer al Equipo de los Triunfadores?

¿Y es sólo cuestión de tener una buena autoestima?

Pues no. Pero si que es un ingrediente imprescindible.

Contando con una autoestima alta, tiendes a hacer más juicios positivos sobre tu persona.

Y ese es un círculo virtuoso que se retroalimenta.

Tu inconsciente capta que estás poniendo el foco en las cosas buenas que ves de ti mism@, y hace por traerte más de eso que es importante.

Lo curioso es que el mecanismo para tener una autoestima baja es el mismo.

Si te fijas sobre todo en lo malo que hay en ti, ese es el alimento que le das a tu mente.

Creencias y Matti Hemmi

Cuanto más lo repites, más hace tu inconsciente por hacer eso que parece que te gusta.

 Y tu cerebro, como tu estómago, procesa lo que le das.

 Incluso aunque te siente mal.

Al final y al cabo, tú sabrás. Es tu cuerpo. Es tu vida.

¿Entonces qué más hace falta?

Pues hay un ingrediente que para mi es el más importante en la vida.

Y que determina cómo la vas a vivir, tanto o más que la autoestima.

De hecho condiciona la calidad de tu autoestima.

Si la gente se diese cuenta de lo crítico que es, sería una asignatura obligatoria en los colegios.

Los gobiernos inteligentes obligarían a sus ciudadanos a practicarla.

Y los padres de familia darían ejemplo a sus hijos para que aprendiesen de su modelo.

Me refiero, cómo no, a la ACTITUD. Y concretamente a la actitud Yo estoy OK, tú estás OK.

"Buah, ¿sólo era eso?"

Si has reaccionado así, lo habrás hecho con la actitud que evitará que consigas tus sueños.

Cuanto más trabajo con todo tipo de empresas y personas, más fácil me resulta identificar qué impide que logren cumplir sus sueños.

Y es ese mismo ingrediente.

Cuando el jefe dice: “Yo estoy bien, es la gente de mi equipo la que falla”, pone en marcha la actitud “Yo estoy OK, los demás están KO”.

Y lo que se dice a si mismo es: “Puedo seguir comportándome como hasta ahora. No soy yo el que tiene que hacer algo diferente.

Son los otros quienes deben cambiar.

Y claro, su equipo piensa lo mismo. Y nadie hace nada nuevo para conseguir los objetivos.

Cuando un soñador dice: “Es que mi sueño es muy complicado, no hay forma de que lo consiga”, lo que está diciendo es:  “Yo estoy mal, quizás otros puedan conseguir un sueño como el mío, pero desde luego yo no.”

 O peor, “ni yo ni nadie puede conseguirlo”, que se traduce a la actitud, “Yo estoy KO y los demás también”.

Sólo desde la actitud “Yo estoy OK, tú, y los demás estáis OK” es posible conseguir tus sueños.

Y la actitud tampoco es suficiente por si misma, pero es clave.

Si tu actitud es “Yo estoy OK, tú, y los demás estáis OK”, en lugar de quitarte responsabilidad por lo que piensas, sientes, haces o te pasa, y sobre todo, con el fin de conseguir tus sueños, lo que haces es decirte:

Ya que todos estamos OK, y no busco culpables, ni me siento víctima del entorno, ni quiero criticar a nadie, ¿qué es lo que puedo hacer yo ahora desde la aceptación de mis capacidades para ir avanzando en la dirección que me coloca más cerca de celebrar mi sueño?”.

Muy probablemente eso te lleve a mirar más allá de tu zona de confort, y con la misma actitud dirás:

“OK, pues toca ponerse en el rol de aprendiz”.

Y entonces te decidirás a pasar por el proceso de aprender, haciendo lo que haga falta. Y lo conseguirás porque tu ego (que actúa desde el “Yo OK, los demás KO”) estará esperando en el banquillo de los reservas a ver si le sacas a jugar.

Los que no salen de su zona de confort, y deciden no aprender, o no confiar en que otros pueden ayudarles, están en realidad en alguna de las otras tres actitudes posibles (OK-KO, KO-OK, o KO-KO), y desde ahí los sueños son pura utopía.

Antes de que se me pase, una aclaración más respecto a la actitud “OK-OK”.

La actitud “Yo estoy/soy OK, Tú estás/eres OK” significa además:

“Me Acepto, Te Acepto. Aunque no tengo porque compartir lo que piensas, sientes o haces".

Es decir, separa el "ser" del "hacer", que es una de las distinciones que más le cuesta hacer a la gente.

Para practicar el concepto, sólo necesitas fijarte en lo que te dices o dices de los demás, después del verbo “ser”.

“¡Serás ….!”. “¡Pero serán ….!”. “Eres un ….”. “Soy un pedazo de ….”

Si todo lo que añades a continuación son cosas positivas, sigue así.

En caso contrario, no estás en la actitud de los triunfadores. Aprende a traducir eso negativo que dirías con el verbo “ser”, en frases que usen verbos de comportamiento.

“No me gusta lo que has hecho”.

”¡Pero cómo han podido hacerlo así!”, o mejor,

“¿Por qué lo habrán hecho así?”.

De hecho lo más importante no es lo que digas, sino lo que pienses.

En cuanto acostumbres a tu mente y a tu inconsciente a practicar la actitud “Yo estoy OK, tú, y los demás estáis OK” verás cómo los logros se multiplican cada vez más deprisa.

Y sobre todo, verás cómo vas diseñando y ejecutando tus planes para conseguir tus sueños.

Sólo te falta un ingrediente más para que los otros dos produzcan el efecto deseado.

Pero eso te lo cuento el próximo día. En el próximo post te hablaré del tercer ingrediente para conseguir entrar en el Equipo de los Triunfadores.

Además te adelanto que la semana que viene podrás conseguir mi nuevo programa "Acelera Tu Sueño", compuesto por más de 40 videos, y más de 20 de artículos con ejercicios en pdf, para ponerle el turbo al cumplimiento de tu sueño.

Lo que encontrarás en él te ayudará a entender mejor los conceptos que estoy contándote en estos posts, además de ofrecerte otros muchos conceptos críticos a la hora de reaccionar frente a las adversidades, de liderar tus emociones y de sacar lo mejor de tus capacidades. Son de hecho los mismos que yo llevo trabajando desde hace más de 17 años para cumplir los míos.

Confío en que tú también sigas practicando para cumplir los tuyos.

Por tus sueños.

Matti